Denuncian abusos en el control de los matrimonios con inmigrantes

on 31 agosto, 2009

RAMON FERRANDO

El Defensor del Pueblo critica el exceso de celo para detectar bodas de conveniencia

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, está investigando los abusos de la Administración en matrimonios en los que están implicados inmigrantes, ya que ha detectado un exceso de celo en el control de estas bodas en busca de enlaces de conveniencia. Múgica ha instado a las subdelegaciones del Gobierno en Valencia y Alicante a que acaben con la prohibición indiscriminada de entrada a los inmigrantes que quieren cruzar la frontera para casarse con un español. Las parejas mixtas deben pasar controles durante un año y son investigadas por la policía para comprobar que realmente conviven.

La ONG Comisión Española de Ayuda al Refugiado -CEAR- aseguró que la policía aprovecha los trámites administrativos que tienen que realizar los inmigrantes para casarse para iniciar los procesos de expulsión. Múgica ha recordado a las subdelegaciones del Gobierno de Valencia y Alicante que la prohibición de entrada a una persona que se quiere casar con un español o la denegación de la tarjeta de residencia familiar a los que ya han contraído matrimonio sólo se puede denegar por motivos de “orden, seguridad o salud pública”.

El Defensor del Pueblo lamenta en su último informe anual que “la persecución del fraude matrimonial y el intento de impedir abusos ha provocado algunas actuaciones excesivas de la Administración”. El documento pone como ejemplo de los abusos el caso de la Subdelegación del Gobierno en Alicante, que exige la presentación de un certificado de empadronamiento para verificar la convivencia e incluso “un informe municipal sobre este extremo”.

Paula Eleno, una letrada especializada en Extranjería del despacho alicantino Vidal Echavarri, explicó que el informe consiste en que la policía local acude al domicilio donde viven los recién casados e interroga a los vecinos para comprobar que no es un fraude. Sara Verdú, coordinadora de CEAR en la Comunidad, añadió que las policías locales de Valencia también realizan los mismos informes. Múgica insiste en que el derecho de residencia se mantiene incluso en los casos de separación hecho por lo que “no resulta razonable la petición del certificado”.

Sara Verdú lamentó que los interrogatorios a los que se someten a las parejas mixtas “son escandalosos. Hacen añicos la presunción de inocencia y les discriminan”.

A la inversa
Otros residentes en la Comunidad Valenciana sufren el problema a la inversa. Son ciudadanos que han contraído matrimonio con una persona en el extranjero, pero después su pareja no ha podido entrar en España porque el Ministerio de Justicia no reconoce el enlace. Es el caso de Enrique López, un vecino de la localidad de Picassent casado con una colombiana, que no ha conseguido que validen su boda en España al considerar la Administración que se trata de un enlace de conveniencia.

puntualDenuncian abusos en el control de los matrimonios con inmigrantes