Un juez anula la suspensión de tres años de empleo y sueldo de un policía local

on 20 mayo, 2008

El Ayuntamiento le impuso una sanción por una falta muy grave en el 2006 tras ser condenado por un juzgado de lo Penal por crear una web donde insultaba a su jefe

V. MORA / J. C. MARTÍNEZ

Un policía local de Alicante suspendido en septiembre de 2006 de empleo y sueldo durante tres años ha ganado un recurso contencioso administrativo interpuesto contra esta resolución. El juez anula la sanción impuesta y obliga al Ayuntamiento de Alicante a la readmisión del agente a su puesto de trabajo y a pagarle el sueldo que no ha cobrado durante el año y medio que ha estado sin ejercer sus funciones desde que fue castigado.

A finales del mes de septiembre del 2006, la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento penalizó al policía local con una suspensión de empleo y de sueldo durante tres años al considerar que había cometido una falta tipificada como muy grave. Se daba un paso más, en este caso desde el punto de vista administrativo, al tratarse de un funcionario municipal, ya que el agente fue condenado a través de la vía penal por un delito de injurias con publicidad.

El Consistorio reactivó la instrucción del expediente disciplinario que había abierto al agente en cuanto tuvo en sus manos esta sentencia judicial. El juez de lo Penal número 1 absolvió en la causa a otros tres agentes y consideró probados los hechos por los que fue denunciado.

Críticas al jefe

Las circunstancias por las que fue condenado se remontan al año 2001, cuando, según la sentencia, está probado que F. R. A. creó una página web en la que vertía insultos contra el jefe de la Policía Local, Luis Gómez, y cuestionó la gestión del responsable policial con críticas en las que ridiculizaba su labor.

Esta página de Internet estuvo en activo desde finales del año 2001 hasta enero del 2002. El fallo dictado por un juzgado de lo Penal obligó al agente a indemnizar al jefe del Cuerpo con dos mil euros y a pagar una multa de 720 euros por haber cometido un delito de injurias contra su superior.

Caducidad del proceso

Ahora, el bufete de abogados Vidal y Echávarri, que defiende al agente, ha esgrimido la caducidad del procedimiento administrativo sancionador para lograr una sentencia favorable a su defendido. La sentencia para revocar el castigo impuesto se fundamenta en un defecto de forma y no entra a valorar el fondo de la cuestión. En su resolución, el juez considera que el expediente «ha caducado» al exceder el tiempo legal estipulado desde que se inicia el procedimiento administrativo sancionador y se le comunica al funcionario y hasta que se produce la resolución definitiva, que debe ser de seis meses.

De esta forma, el agente podría volver a su puesto de trabajo y le corresponderá el cobro con efecto retroactivo de los sueldos que ha dejado de percibir desde que la Junta de Gobierno Local adoptó la medida disciplinaria. No obstante, el Ayuntamiento tiene la opción de recurrir esta sentencia antes de quince días, ya que no es firme.

puntualUn juez anula la suspensión de tres años de empleo y sueldo de un policía local